El juez de Nuestra Belleza Latina busca una mujer integral

Nunca lo imaginó

Conversar con Osmel Sousa, uno de los jueces de Nuestra Belleza Latina, y no preguntarle por lo que sintió al tener dos Miss Universos seguidas, es una charla incompleta ya que este hecho convirtió a Venezuela en el primer país, en la historia, que se queda con dos coronas consecutivas. Con este record en el pecho, el presidente de la organización Miss Venezuela llega a la cuarta temporada de Nuestra Belleza Latina, más exigente y más duro que nunca.

Desde que Osmel Sousa llegó con su reina al pasado concurso de Miss Universo se sintió muy apenado por el esfuerzo y empeño que esta chica estaba poniendo. “Cuando veía a esta niña trabajando como si fuera a ganar y yo pensaba: 'Ay, que lastima esta muchacha tan dedicada y yo se que no va a quedar. Si acaso quedará entre las finalitas'. Y así estuve hasta el final”, recordó el juez.

Y con esa mentalidad estuvo el día de la coronación. Cuando empezaron a llamar a las 15 finalistas, y cuando ya iban por la 12 y no llamaban a Venezuela, que siempre la llaman de tercera o cuarta, Osmel pensó que su reina no iba a quedar y se desanimó por completo. Pero cuando en el último lugar llamaron a Venezuela, la emoción fue muy grande. “Fue un shock más grande que cuando ganó. Y justo en ese momento me dieron ganas de ir al baño y me salí del teatro. Cuando fui a regresar ya habían cerrado las puertas y tuve que ver el desfile de las 15, en traje de baño, en un monitor. Lo bueno fue que allí pude ver las puntuaciones, que adentro del teatro no se ven.Cuando vi el puntaje de ella dije: 'Este puntaje está como alto' y llamé a Venezuela para que me chequearan en qué numero estaba y me dijeron que estaba de cuarta”, contó con emoción el juez.

Ya Osmel tenía la certeza que su candidata quedaría entre las 10 y entró al teatro con una gran satisfacción porque para él era un éxito quedar en este grupo. “Después llamaron a las 5 finalistas y nombraron a Venezuela de primera. Yo no podía con la emoción y dije: 'Qué éxito tan grande'. Después empezaron a llamar a las finalistas y yo pensé que iban a empezar con Venezuela y nada, tercera finalista, fulana, y así hasta que quedaron los dos. En ese momento dije: 'Bueno, ahora sí gana República Dominicana y Venezuela quedó de virreina. Que éxito'”, continuó el juez.

Y mientras Osmel pensaba todo eso, el animador nombró a la ganadora y para Osmel fue un poco confuso, lo que lo alertó del triunfo fue un grupo de venezolanos que empezaron a brincar y ver como coronaban a la venezolana como la mujer más bella del universo. “La emoción no te la puedes imaginar. Empecé a pellizcarme para ver si era que estaba dormido”, relató Osmel.