Bailarina exótica dejó el tubo para buscar un futuro en Nuestra Belleza Latina

Priscilla González, una bailarina exótica, ganó su pase en audiciones de New York

Priscilla González obtuvo su pase en New York

Priscilla González obtuvo su pase en New York

Esta belleza colombiana se propuso competir en la sexta temporada de Nuestra Belleza La...

Esta belleza colombiana se propuso competir en la sexta temporada de Nuestra Belleza La...

Temp. Season 2012 | 03/05/12 | 03:54  | TV-14
ENG
ESP
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist
Lenguaje
Language

Comparte

Share

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

Esta belleza colombiana se propuso competir en la sexta temporada de Nuestra Belleza Latina y dejar de bailar en el tubo.
03/05/12 | 03:54 Disponible hasta 03/05/12
Univision

En busca de una segunda oportunidad

Osmel Sousa, Jackie Guerrido y Julián Gil vieron a cientos de niñas en la audición de Nueva York pero niguna con la valentía y honestidad de una joven colombiana que dejó la vida nocturna para empezar de cero.  Hablamos de Priscilla González, quien por muchos años se dedicó a ser una bailarina exótica. Entrar a Nuestra Belleza Latina era su más grande esperanza.

A los 15 años se fue de su casa por amor a un hombre 8 años mayor que ella y aunque trabajaba de mesera en un restaurante mexicano de Queens, Nueva York, este le decía que podía hacer más dinero. Pasó a ser 'bartender' en los clubs de su barrio y más tarde a bailar en el tubo. "Me dijo que era bonita y como era tonta dije 'si claro por ti cualquier cosa'".

De esta relación hoy recuerda poco. "Desafortunadamente me quedé con él seis años". Sus amigos le decían que si tuvo el coraje de dejarlo también podía cambiar de trabajo. González confiesa que aunque el pago era bueno y pudo comprar su casa en Colombia, su tranquilidad valía millones por eso después de tantos años dijo "basta".

"Todos los días me arrepiento, es un trabajo muy duro", dijo al recordar las malas experiencias por las que pasó trabajando los siete días de la semana. "La vida de una bailarina exótica es mucho drama, mucha competencia, mucha envidia. Es muy duro no se lo recomiendo a nadie". Que si siente vergüenza la respuesta es no, "me respeto, soy una mujer digna y espero que todo el mundo me respete".  Para las chicas que piensan en esta opción, la colombiana les sugiere seguir los estudios. "No vale la pena".

"Es una vida difícil llena de vicios y si uno no tiene el carácter fuerte puede caer en malos hábitos". Gracias a ese carácter y ganas de salir adelante logró sobreponerse y empezar la búsqueda de un futuro promisorio.

Los jueces de Nuestra Belleza Latina le dieron la oportunidad de ver su talento en el tubo. Osmel pidió un cambio de imagen ya que no la vio como una reina. Al volver Julián le dio una buena puntuación y Jackie admiró su honestidad. "Yo si quiero que sigas cambiando tu vida", dijo la jueza. La decisión final la tomó Osmel. "Nuestra Belleza Latina también da oportunidades".

Priscilla González logró entrar al grupo de las bellas en Nueva York. Al salir compartió la noticia con su madre. "Que Dios me la bendiga mami, que dicha haber estado allá para besarla y abrazarla".

Este es sólo el comienzo de la historia de Priscilla González. ¿Pasará a la segunda etapa?