¿Quieres que te miren las piernas?

¿Quieres que te miren las piernas?

Para unas piernas torneadas, estilizadas y acabar con la flacidez, lo mejor es montar en bicicleta, nadar y correr. - EFE

Para conseguir unas piernas maravillosas se debe empezar por controlar la dieta y hacer ejercicio. Hay que abusar de las verduras y frutas por su alto contenido en fibra, ya que esta disminuye la absorción de la grasa y los carbohidratos. Se tienen que evitar el azúcar, la sal y las grasas de animales saturadas y huir del alcohol.

Los mejores ejercicios para lograr las piernas torneadas y estilizadas, y acabar con la flacidez son montar en bicicleta, nadar, subir y bajar escaleras, y correr.

Cuando empiezas no debes ser demasiado ambiciosa ni exigente, ya que lo único que conseguirás así es desmotivarte. Con la dieta y el ejercicio lograrás mejorar las piernas, pero no cambiar la estructura ósea.

Un tono favorecedor

Los autobronceadores proporcionan el color natural y uniforme que requieren las piernas para lucir muy bellas. Para que el tono sea impecable es necesario seguir las instrucciones del producto, sin olvidar los siguientes consejos:

Exfoliar la piel para eliminar las células muertas y conseguir un acabado uniforme.

Aplicar el producto con la mano extendida y movimientos circulares ascendentes.

Evitar la zona que no se pigmenta como los talones y reducir la cantidad de producto en la rodilla.

Lavar la manos con agua caliente y jabón.

Esperar 30 minutos antes de ducharse. El color empieza a notarse después de una hora y suele durar entre tres y cuatro días.

“Instant Self Tan Bronzer SPF4”, de Lancaster, es un autobronceador corporal que proporciona un color radiante a partir de una hora hasta ocho días. “Brillant Bronze Quick Self-tanning Gel”, de Shiseido, es un gel autobronceador traslúcido de efecto refrescante.

Aunque lo que más preocupa es su aspecto estético, lo cierto es que las várices pueden constituir una verdadera enfermedad con diversas complicaciones. Se trata de dilataciones venosas que van desde las pequeñas arañas vasculares, hasta las venas de grueso calibre. Aparecen en los miembros inferiores con un retorno venoso inadecuado y tienen una mayor incidencia entre la población femenina, que las padece en un 70 por cietno.

Las várices tienen un importante factor genético, pero la falta de ejercicio, los embarazos, los anticonceptivos orales y tratamientos hormonales son factores de riesgo que pueden explicar su aparición.

El Instituto de Patología Vascular combina una serie de tratamientos para acabar con las várices y venitas violáceas que aparecen en las piernas.

Para las várices de gran tamaño utilizan el tratamiento “Vena Form”, técnica segura, no dolorosa, con resultados clínicos excelentes y estéticamente superior a la cirugía cuando su indicación sea correcta. Además, se realiza de forma ambulante y sin anestesia, sin baja laboral y pudiendo incorporarse inmediatamente a las actividades habituales.

“El procedimiento consiste en inyectar un fármaco esclerosante directamente en las venas dañadas, provocando su cierre. La inyección se realiza bajo control ecográfico, lo que permite visualizar el trayecto del producto y dirigirlo a las zonas afectadas, sin pasar a otras venas sanas. Es necesario el uso de una media elástica durante 72 horas”, afirma el director del Instituto de Patología Vascular.

En el caso de las venitas violáceas se aplica la técnica “crioesclerosis”, que consiste en inyectar en las venas glicerina cromada mediante un dispositivo metálico.

Si se padece de várices conviene cambiar de postura con frecuencia, duchas de agua fría en las piernas, hacer ejercicio, sobre todo nadar y montar en bicicleta, y tomar alimentos ricos en fibras para evitar el estreñimiento.

Se debe evitar el calor, tomar el sol, depilarse con cera caliente, utilizar prendas ajustadas, medias que opriman la zona de los gemelos, cruzar las piernas y los tacones.

La mejor forma para disimularlas es utilizar autobronceadores. Resulta favorecedor el tono irisado de “Voile Teinté Autobronzant”, de Clarins.

Acaba con su pesadez

Por norma general, la pesadez en las piernas aparece porque no se eliminan los líquidos correctamente y estos se acumulan en las extremidades inferiores produciendo hormigueo, hinchazón, cansancio y pesadez.

La mejor forma de acabar con este malestar es evitar la sal, beber dos litros de agua al día, caminar una hora diaria, tomar verduras y frutas, sobre todo lechuga, apio, espinacas, pepinos, alcachofas, calabacines y puerros, ya que tienen propiedades diuréticas y ayudan a eliminar líquidos. También ayudan a aliviar los hormigueos y cansancio los geles refrescantes y relajantes como “Jambe Suelte”, de Dior o “Latí Jambes Lourdes”, de Clarins.

Un buena depilación es fundamental para lucir unas piernas impecables. Existen muchos sistemas de depilación, todos diferentes, pero con un objetivo común: erradicar el vello de las piernas.

Cera caliente o tibia: es el método de depilación más usado, si se hace con pericia apenas molesta y mantiene las piernas sin vello de tres a cuatro semanas.

Cuchilla: es fácil, rápido y económico. Deja la piel suave, perfecta, pero es necesario usarla cada tres o cuatro días para mantener una depilación correcta.

Crema depilatoria: Fácil y cómodo, este tratamiento es un método químico que actúa sobre la parte aérea del pelo. El crecimiento del vello es más suave que con la cuchilla y la epidermis está más hidratada. Está recomendada para todas las personas, pero especialmente para aquellas que sufren várices, alergias o irritaciones en la piel. Tras aplicar la crema sobre la zona deseada, se espera unos minutos y luego se retira con una espátula y agua fría.

Láser: Esta técnica de depilación consigue la desaparición del 80 por ciento del vello, es la más eficaz por el momento, pero se advierte del peligro que puede suponer someterse a un tratamiento de depilación con láser sin control médico, ya que pueden producirse problemas para la salud si este proceso es llevado a cabo por personas sin la formación adecuada.

Suaves y sedosas

Cuando la epidermis está seca, la piernas son poco atractivas, además tira, pica y escuece la piel. Por eso es necesario hidratarlas muy bien, se debe de ser generosa con la hidratante.

Lo mejor es aplicarla con un automasaje con movimientos circulares ascendentes. La línea corporal para piel muy seca de "Lactovit" se absorbe con facilidad sin dejar el efecto graso, húmedo y pegajoso tan desagradable. Asegura la hidratación durante todo el día, además de proporcionar confort y bienestar.