Givenchy opina sobre la moda actual

Givenchy opina sobre la moda actual

El prestigioso diseñador francés observa el traje de novia de la reina Fabiola de Bélgica. - EFE

La época dorada de Hollywood está asociada a la esencia de la elegancia. Rita Hayworth, Grace Kelly, Katherine Hepburn, Audrey Hepburn o Ava Gardner, son ejemplos de glamour y personifican una sutil seducción, una coquetería aparentemente pueril, traviesa. Y si los valores de la época y los momentos históricos dictan la moda, entonces no podemos dejar de mirar hacia atrás, sin dejar escapar un suspiro.

“Reconozco que sueño con el pasado, y me gustaría que llegaran tiempos mejores que le devolvieran el espíritu a la moda”, confiesa con nostalgia el legendario diseñador Hubert de Givenchy.

Givenchy (Beauvais, Francia,1927) –quien a sus 78 años podría perfectamente ocupar el lugar de Humphrey Bogart en “Casablanca” por su distinguido porte y figura- es uno de los hombres más importantes e influyentes de la alta costura y sus piezas son hoy un baluarte de refinamiento. Personajes de la talla de Jackie Kennedy, famosa por su buen gusto, y Audrey Hepburn, una de las divas más recordadas de Hollywood, eran dos de sus más fervientes admiradoras y fieles reflejos de su estilo.

Pese a que el mítico diseñador vendió su firma de moda “Givenchy" en 1988 al grupo empresarial Moet Hennessy-Louis Vuitton (LVMH) y se retiró del diseño creativo en 1995, sigue impulsando el arte, a la cabeza de la Fundación Balenciaga y como socio de honor del Museo del Traje de Madrid. El cariño que lo une a España salta una vez más a la luz, al donarle a este museo una creación suya que en su día lució la actriz Audrey Hepburn.

¿Qué significa para usted esta nueva vinculación con el Museo del traje y con España?

Hace un año o dos, cuando conocí este museo, me impactó profundamente su estructura, lo bien que está construido, su presentación, la iluminación, la posición en que están expuestos los trajes. He visitado muchos museos alrededor del mundo y creo que como este no existe otro igual. Me alegró mucho descubrir cómo y de qué manera esta institución cuida los vestidos y trajes, porque no sólo se preocupa por mantenerlos bien cuidados, sino que también se interesa mucho por su presentación. Muestra los trajes de la forma adecuada.

Cuando eres un creador es muy importante tener la posibilidad de donar a un museo de estas características una parte de la colección de ropa que tienes en el armario de tu apartamento. Es muy alentador ser partícipe del alto nivel de esta exhibición permanente, conocer la calidad humana de la gente que trabaja aquí, su buen gusto y su profesionalidad.

Yo tengo otros vestidos de Audrey, y creo que es maravilloso poder enseñar sus vestidos en el lugar adecuado. Audrey amaba España, sentimiento que yo compartía con ella, y creo que estaría muy contenta de ver aquí parte del vestuario que usó en las películas “Charade”, “Breakfast at Tiffany´s” o “Sabrina” reunidos en un mismo espacio.

¿Cree usted que la moda española está al nivel de la moda italiana, o francesa?

Es difícil contestar a esa pregunta porque no veo las revistas de moda muy a menudo. Pero creo que la moda de esta época esta muy globalizada, no hay gran diferencia entre la española, la italiana o la francesa. Tampoco estoy hoy día muy metido en el mundo de la moda, pero reconozco que sueño con el pasado, con la ropa que se usaba en otras décadas.

Es difícil para mí entender la ropa que se lleva hoy. A mis ojos no tiene un sentido de la calidad ni de la forma. No veo elegancia. No busco criticar a los diseñadores, pero creo que el vestuario es un fiel reflejo de esta época. Vivimos tiempos difíciles, muy catastróficos, trágicos, y todo esto tal vez se plasma en la moda. Espero que la moda cambie, y la época cambie positivamente.

El más famoso no siempre es el mejor. ¿Es Balenciaga un mito, o realmente su fama le hace justicia?

Balenciaga es mi maestro, es fabuloso, genial. Es el mejor diseñador de moda que ha existido jamás. El lo tenía todo: sentido arquitectónico -su construcción es soberbia- el sentido del color, de la creatividad. También disponía de un increíble manejo de la fantasía, sin caer en el mal gusto. No hay nada malo en sus creaciones. Tenía la capacidad de estar por delante de la moda, se adelantaba a su tiempo.

Su relación con Audrey Hepburn, era muy cercana. ¿Tenía una musa de inspiración para sus diseños o creaba sus líneas al margen de la modelo?Una figura como Audrey Hepburn es lógicamente una fuente de inspiración, pero también lo puede ser un museo donde estén expuestos los vestidos representativos de cada época. Los jóvenes diseñadores y estilistas pueden aprender muchas cosas visitando exposiciones de las cuales pueden sacar ideas propias a través de la historia y evolución del vestido, de la moda.

Hay, por ejemplo, muchos detalles sorprendentes en la indumentaria española, y partiendo de estos modelos puedes, como diseñador, coger algún detalle de estos, simplificarlo y utilizarlo, creando algo nuevo, bonito, elegante, y refinado. Un museo es una fuente infinita de inspiración. En otras palabras, la inspiración no llega únicamente a través de una musa.

¿Le gusta la moda actual?Hoy día los diseños no tienen una línea, no tienen un espíritu, no hay nada. Puede sonar duro y fuerte, pero te estoy diciendo la verdad. La ropa esta ahí, y realmente no veo creatividad. No me fascina ni sorprende nada de lo que veo, no me dice nada nuevo, nada excitante. Creo que la juventud de hoy no se esfuerza lo suficiente para entender el sentido de la creación. Para comprender realmente la moda debes conocer muy bien cada detalle, porque ahí se encuentra la perfección. Mucho hay que saber y recorrer en el tiempo para ser el mejor.

¿Qué actriz, artista o personaje público de hoy día le parece un modelo de glamour y elegancia?

Ninguna. Antes mirabas a tu alrededor y veías elegancia. Hoy te fijas en Nicole Kidman, por ejemplo, y no encuentras un estilo propio, un día es rubia, al día siguiente morena, hoy lleva un estilo hippy y mañana uno retro, puede que incluso tenga buen gusto, pero no marca un estilo. Y el estilo es lo más importante. Es difícil identificar como antaño la identidad de una estrella de cine. Audrey permanece en el recuerdo de muchas personas y generaciones, no se si las estrellas de ahora, todas tan parecidas entre ellas, permanecerán tan fácilmente en el recuerdo del público.

¿Cuál es su percepción de la belleza?

Lo bello habita en la composición y en el espíritu de la línea. La belleza tiene que recrear, alude a la sencillez, un concepto del vestido y la elección de los materiales, tú debes adaptar el material que elegiste al concepto que desarrollas, y dependiendo del momento en que llevarás la ropa.

¿Uno nace con el sentido de la elegancia, o se puede adquirir con dinero y tiempo?Naces con ella. O la tienes o no la tienes. Puedes haber nacido en el seno de una familia humilde y tener un innato sentido del buen gusto y de la elegancia.

¿Un diseño de firma necesariamente favorece a la mujer?Depende de la mujer y de su actitud al llevarlo. Ves los trajes que llevaban antiguamente las campesinas y notas en los detalles del vestuario que ellas mismas elaboraban que se esmeraban por ser atractivas, trabajaban su creatividad para estar más guapas y agradar a sus maridos.

Este claro empeño de querer lucir bien genera resultados muy creativos y elegantes. No tienes que seguir la moda y seguir las tendencias para lucir bien. Con un pantalón, un cinturón o un bolso y un bonito jersey puedes ir muy elegante. Cada mujer tiene que seguir sus instintos, ser fiel a sí misma, no a un diseñador, a una tendencia. Ella tiene que saber lo que le sienta bien y le favorece.