Enlaces Relacionados

  • Kate Beckinsale y su pacto con el diablo
  • Kate Beckinsale y su pacto con el diablo
  • Kate Beckinsale y su pacto con el diablo
  • Kate Beckinsale y su pacto con el diablo
  • Kate Beckinsale y su pacto con el diablo
  • Kate Beckinsale y su pacto con el diablo
  • Kate Beckinsale y su pacto con el diablo
  • Kate Beckinsale y su pacto con el diablo
  • Kate Beckinsale y su pacto con el diablo
  • Kate Beckinsale y su pacto con el diablo
  • Kate Beckinsale y su pacto con el diablo
  • Kate Beckinsale y su pacto con el diablo
  • Kate Beckinsale y su pacto con el diablo
  • Kate Beckinsale y su pacto con el diablo
  • Kate Beckinsale y su pacto con el diablo
  • Kate Beckinsale y su pacto con el diablo
  • Kate Beckinsale y su pacto con el diablo
  • Kate Beckinsale y su pacto con el diablo
  • Kate Beckinsale y su pacto con el diablo
  • Transformacion Kate Beckinsale
  • Próximo álbum

Kate Beckinsale y su pacto con el diablo

Aunque tenga cara de angelito, parece que la actriz Kate Beckinsale hizo un pacto con el diablo, porque sigue igual a pesar de todos los años que han pasado.
El 26 de Julio de 1973, nació la hermosa actriz Kathrin Romany Beckinsale en Finsbury Park, Londres, Inglaterra. No cabe duda que los años no pasan por esta guapa mujer.
Otra cosa que no sabíamos qué pasaba -pero por su cabeza- era la idea de que esas "greñitas" se le veían bien. Aunque es muy bella, con ese 'look' si le venía poniendo los pelos de punta a cualquiera.
Sabemos que la londinense nació en los años de la época disco, pero de ahí a elegir usar un 'afro' como peinado varias décadas después no fue lo más 'in'.
A pesar de haber sufrido anorexia en la adolescencia, Kate se hizo de envidiables curvas en la edad adulta, tanto así, que no se cansaba de enseñarlas con vestiditos 'cut out'. Hubiera sido pecado no haberlas dejado a la vista, ¿no creen?
Los tocados de lado y un maquillaje muy natural comenzaron a ser sus aliados preferidos para darse una imagen sofisticada y 'chic', porque ante todo se requiere de sencillez para verse elegante en todo momento.
Kate Beckinsale es otra de las famosas que no pudo resistirse al encanto de la moda en los años 20, con un peinado ondeado y un atuendo ceñido al cuerpo, con los que desbordaba romanticismo y mucha belleza.
La actriz no soportará usar tenis -ni por más cómodos que sean- pero que tal su estilo 'skater' de ese no se separa cuando quiere estar relajada. Si no fuera tan bonita pensaríamos que es niño, ¿o no?
Una de sus fascinaciones para presumir su impactante físico y su exquisita figura, son los vestidos de corte sirena. No se nos hacen nada aptos para cardíacos por la aceleración que causa al corazón nada más de verla así.
¿Las calles de las tentaciones? Más bien serían avenidas, porque lo que nos causa el ver a esta mujer va más allá de una simple atracción. Si hasta el actor Michael Sheen, que trabajó con ella en "Inframundo", no pudo resistirse a caer en sus encantos y hasta tuvieron una hija.
Y como todo queda entre amigos, Kate Beckinsale terminó casándose con Len Wiseman, el director de la famosa cinta de acción y terror de la que ella es protagonista.
Si creían que Beckinsale sólo resplandecía con su bella sonrisa y su brillante cabello, están muy equivocados, ya que cuando viste de metálicos es aún más deslumbrante.
¿Quién no quisiera un hotel sin salida cuando se tiene de acompañante a esta mujer?
Ni el vengador del futuro puede causar tantos infartos como Kate Beckinsale y ese atractivo 'look' futurista con el que nos para el corazón.
La actriz usa aretes de gran tamaño y de diseños muy llamativos para atraer todas las miradas a su rostro perfecto.
Ella es de las que está a favor de llevar los pantalones bien puestos en las alfombras. Hasta la hemos visto usando traje en algunas ocasiones.
Su estrategia para enamorar a los hombres consiste en enseñar pierna y usar escote de corazón. Con eso deja flechado a más de uno la "caza vampiros".
Cuando quiere subir la temperatura, elige un atuendo muy 'hot', de color ardiente y con mucha piel a la vista -bueno, para eso del calor.
Nos queda muy claro que aunque tiene cara de que no quiebra ni un plato, es una tremenda rompe corazones de Hollywood.
Para ustedes cómo luce mejor, ¿ahora o hace un par de años?
Próximos álbumes

Cara Delevigne, de niña buena a 'femme fatale'

¿Dónde quedaron las curvas de Beyoncé?

Paris Hilton: Una de las famosas más escandalosas

La transformación de Gredmarie Colón

Disfruta más imágenes
a tu izquierda