Enlaces Relacionados

  • Angelica Rivero Transformacion
  • Angelica Rivero Transformacion
  • Angelica Rivero Transformacion
  • Angelica Rivero Transformacion
  • Angelica Rivero Transformacion
  • Angelica Rivero Transformacion
  • Angelica Rivero Transformacion
  • Angelica Rivero Transformacion
  • Angelica Rivero Transformacion
  • Angelica Rivero Transformacion
  • Angelica Rivero Transformacion
  • Angelica Rivero Transformacion
  • Angelica Rivero Transformacion
  • Angelica Rivero Transformacion
  • Angelica Rivero Transformacion
  • Angelica Rivero Transformacion
  • Angelica Rivero Transformacion
  • Angelica Rivero Transformacion
  • Angelica Rivero Transformacion
  • Angelica Rivero Transformacion
  • Angelica Rivero Transformacion
  • Angelica Rivero Transformacion
  • Angelica Rivero Transformacion
  • Angelica Rivero Transformacion
  • Angelica Rivero Transformacion
  • Angelica Rivero Transformacion
  • Angelica Rivero Transformacion
  • Angelica Rivero Transformacion
  • Angelica Rivero Transformacion
  • Angelica Rivero Transformacion
  • Angelica Rivero Transformacion
  • Angelica Rivero Transformacion
  • Próximo álbum

Angélica Rivera: De "Gaviota" a primera dama

Algunas famosas a veces no quisieran recordar sus ayeres, pues en comparación con su actual imagen, créanos pueden llegar a impactar demasiado.
Tal es el caso de Angélica Rivera, quien actualmente es la esposa de Enrique Peña Nieto.
Quien en sus inicios en la actuación, mostraba a una chica reventada y que adoraba usar las tendencias más llamativas de la época.
La actriz solía estar enfundada en el estilo de los 90, donde los 'leggins' y el maquillaje extremadamente cargado eran protagonistas.
Siempre mostró una silueta perfecta y muy delgada; el cabello extremadamente rubio era su marca personal.
En 1991 compartió créditos con Ricky Martin en la novela 'Alcanzar una estrella', proyecto que se convirtió en un éxito entre la juventud.
En esos años la imagen de Angélica era mucho más sexi. Mostrar mucha piel era uno de los recursos más utilizados por la actriz.
Pero al igual que la mayoría de las personas, los años sirven para madurar en todos los aspectos.
Aunque debemos de reconocer que su belleza mejoró notablemente. Rivero dejó a un lado ese 'look' de rubia y optó por algo mucho más natural.
Dejó a un lado esa imagen rebelde y sexi, y comenzó a inclinarse por un estilo mucho más glamoroso pero no por ello menos femenino.
La actriz contrajo matrimonio con el productor José Alberto Castro, con quien tuvo tres hijas (Angélica Sofia, Fernanda y Regina).
En el 2001 realizó la novela 'Sin pecado concebido', junto a Carlos Ponce. En esta época, la mexicana ya era una mujer mucho más madura y enfocada en su carrera artística.
Pero fue hasta el 2007 que Rivera se convirtió en un verdadero ícono. La actriz protagonizó al lado de Eduardo Yáñez el éxito novelero 'Destilando Amor'.
Donde dio vida a Teresa Hernández, mejor conocida como la “Gaviota”, apodo que hasta la fecha se ha convertido en su sombra. La mayoría de su público la reconoce con este sobrenombre, aunque para la actriz no sea mucho de su agrado.
Rivera mostró una personalidad fuerte y desafiante, la cual también se pudo ver fuera de los 'sets' de grabación.
Su estilo pasó a ser el de una mujer casual, dejando a un lado esa moda llamativa que por tantos años la caracterizó.
Algunos opinan que también hubo cierta ayudadita para mejorar sus rasgos físicos, aunque esto sólo ha sido un rumor de años.
Algunas imágenes muestran mucho más perfilada su nariz y un cuerpo más curvilíneo y trabajado.
Sin importar si esto es verdad, lo cierto es que Angélica comenzó a ser del gusto del público.
Una mujer deseada por los hombres e imitada por las mujeres, ya que todas querían tener el estilo de la "Gaviota".
Una vida exitosa en la farándula pero en el amor no iba tan bien. Rivera tuvo diferencias irreconciliables con José Alberto Castro, por lo que decidieron poner fin a su matrimonio.
Sin embargo, la soltería le sentó de maravilla a su imagen. En 2008 comenzó una relación sentimental con Enrique Peña Nieto.
Rivera empezó a ser vista en cada uno de los eventos sociales del político. Su 'look' comenzó a derrochar sofisticación y mucha clase.
En 2011 la pareja contra nupcias. El vestido de novia de la actriz era una de las cosas más esperadas.
El diseño corte princesa y estilo romántico fue creación del diseñador mexicano Macario Jiménez.
Desde en el momento que se convirtió en la señora de Peña Nieto, la actriz luce mucho más conservadora y madura, ya que tiene que acompañar a su pareja a diversos actos políticos y eventos que requieren una vestimenta muy rigurosa.
Vestidos clásicos y trajes sastre, todo con un toque de seriedad, son algunas de las prendas que forman parte de su 'outfit'.
También ha optado por con un maquillaje menos cargado, más natural en tonos tierra. Lo que le dan un aspecto no tan aseñorado.
Algunos expertos en moda han emitido su opinón acerca del nuevo estilo de la "Gaviota", Maripaz Ocejo, editora general de la revista ELLE comentó a la revista QUIEN lo siguiente: "Creo que se ha esmerado en el cambio. Lo que me gusta de su aspecto en general es que es muy femenino, pero pienso que le falta encontrar la justa medida entre lo sobrio y lo demasiado girly (juvenil)".
La verdad es que en ocasiones creemos que sus elecciones no son las más acertadas, pues en ocasiones suele verse demasiado grande para su edad.
Lo cierto es que la famosa ha tenido una gran evolución en su imagen y prueba de ello son todas estas imágenes.
¿En tu opinión crees que su cambio fue para bien o para mal? Anímate y compártenos tus comentarios.
Próximos álbumes

¿A Gwen Stefani se le zafó un tornillo?

Antes eran bellas, ¿y ahora?

Kylie, ¿estás siguiendo los pasos de Kim?

Jessica Alba está mejor que nunca

Disfruta más imágenes
a tu izquierda