JLo se consolida como ícono de la moda

Jennifer Lopez

Jennifer Lopez

Sus curvas se han vuelto muy famosas entre los mejores diseñadores de moda.

BANG Showbiz

Aunque muchos diseñadores suelen afrontar con temor aquellas siluetas caracterizadas por las curvas vertiginosas, debido a la dificultad de confeccionar modelos que se ajusten a la perfección, la voluptuosa figura de Jennifer Lopez ha encandilado a más de un maestro de la alta costura por su sensualidad y exuberancia. Este es el caso del modisto libanés Zuhair Murad, quien se ha referido a la artista neoyorquina como una de sus personas favoritas a la hora de trabajar, una oportunidad que ha permitido a ambos forjar una estrecha relación de amistad.

"Jennifer Lopez, sin duda. Nos hemos vuelto muy buenos amigos y puedo decir que es mi musa. La adoro como persona y como mujer. Soy fan de sus curvas y me encanta su personalidad, su actitud y la forma en la que luce los vestidos que lleva. Además, es una persona entrañable y solo puedo decir que la adoro", confesó el popular diseñador a la publicación The Hollywood Reporter, cuando se vio obligado a elegir a la favorita de las celebridades para las que había trabajado.

La alfombra roja de los Óscar en su edición de 2012 fue testigo de la gracia con la que la diva lució uno de los diseños más destacados de Zuhair Murad, un vestido beige de corte sirena y escote en V que fue objeto de todos los halagos de la prensa especializada. Sin embargo, su primera experiencia con el diseñador libanés se remonta a 2010, cuando lució un vestido en tonos grises y pedrería plateada que quedó grabado en la retina de todos los asistentes a la prestigiosa gala de la moda del Museo Metropolitano de Nueva York, y en especial en la de su buen amigo Zuhair. 

"Hay algunos momentos que no se me borrarán de la memoria, como el de la gala del MET [Museo Metropolitano], cuando Jennifer Lopez lució un precioso vestido de alta costura en tonos plateados. Estaba despampanante. Siempre está espectacular, pero en esa ocasión, el vestido fue el protagonista, era un diseño muy especial", recordó el diseñador.

Sin embargo, los halagos del popular modisto hacia la "entrañable" cantante contrastan con la reciente polémica a la que se enfrentaba hace apenas unos días la estrella del pop, quien ofreció un concierto en honor del presidente de Turkmenistán, uno de los países que más transgrede la Carta de los Derechos Humanos.

Durante el controvertido recital, la diva de la canción le dedicó un 'Happy Birthday' al mandatario que fue muy criticado por la opinión pública internacional. Rápidamente, la representante de Jennifer pedía perdón a sus enfurecidos fans alegando el desconocimiento por parte de la artista sobre los abusos que se realizan en el país asiático. 

"El evento recibió el visto bueno de sus representantes, si ella hubiese conocido los problemas vinculados al respeto a los Derechos Humanos, no habría participado", aseguraba la portavoz de la cantante. "En ningún caso era un evento patrocinado por el gobierno o de naturaleza política", insistía por su parte una fuente del entorno de la cantante al portal E! News.