¡Aléjate de estos 10 hombres!

Relaciones de pareja

Relaciones de pareja

Aprende a distinguir el tipo de hombre que tienes a tu lado y si te hace daño, mejor dile adiós.

Thinkstock LLC/Picture Quest

Encuesta

Muchas veces nos vemos envueltas en relaciones que nos traen llantos, celos y corazones rotos, debido al tipo de hombre con el que elegimos estar...

¿Qué tipo de hombre no quieres en tu vida?

Celoso. Dominante. Mentiroso. Mujeriego. Vicioso. Todos los anteriores.
Resultados

Muchas veces las mujeres se ven envueltas en relaciones que lo único que traen son llantos, celos, corazones rotos y aún así siguen metidas por miedo a estar solas o porque se sienten incapaces de que alguien más las acepte. ¡Abran los ojos! Fíjense de qué tipo de hombre se deben alejar.

El niño: No quiere crecer, no le gusta tener responsabilidades y obvio no piensa cómo será su futuro (y mucho menos contigo). Al principio será divertido a su lado, te sentirás como niña pero llegará un punto en que quieras dar un paso adelante y él no esté interesado.

El seductor: Atractivo, atento, caballeroso y cada palabra que dice derrite hasta a las damas de hierro. ¡Cuidado! Porque también son de que cuesta más trabajo deshacerse, ya que quedan enredadas en sus encantos desde un principio. Si no quieres que te canten la de "El venao" en cada esquina, aléjate de tipos con estas características ya que son los más mujeriegos.

El tirano: Dominante, controlador y autoritario, es el hombre que al comienzo te hará sentir consentida porque quiere hacer todo por ti: ordenar tu comida, tu bebida, escoger la película que verán, todo para que pienses que no es necesario tomar decisiones, después de haber tenido un día pesado. ¡Adiós! Si no quieres convertirte en una mujer sumisa, no permitas que tu pareja te diga qué hacer.

El vicioso: No te dejes engañar cuando él te dice que toma alcohol, fuma una cajetilla de cigarros diaria o se droga nada más por diversión porque está joven, que algún día va a cambiar o  porque no tiene ningún problema ¡alerta roja! Muchas veces dejamos ese tipo de detalles a un lado y no queremos darnos cuenta de que va a seguir siendo el mismo, lo más grave es que puede arrastrarte a un mundo de perdición.

El amiguero: Tener una vida social no tiene absolutamente nada de malo, todos necesitamos de amigos, lo que no está bien es tener al galán que todo mundo conoce, al que siempre le tienen apartada la mejor mesa del bar, etc. Es un tipo que no puede esperar nada, mucho menos un compromiso, por lo que es mejor quedarte sola que mal acompañada. Además, es la peor amenaza para las chicas celosas, ya que todo el tiempo lo verás rodeado de todo tipo de "amigas".

El celoso: ¿A qué mujer no le gusta sentirse "protegida"? ¡A cualquiera! Lo malo es cuando la conducta de tu hombre cambia y se empieza a comportar posesivo, hace que te alejes de tu familia y amistades y comienza a ser violento. ¡Huye mujer! Más vale que lo hagas con tiempo, no te aferres a una persona por sentirte querida, quiérete más tú y valórate como ser humano.

El cerebrito: A menos de que seas una mujer que hayas leído mil libros, visto todas las películas de los directores más aclamados, sepas al derecho y al revés todas las materias que se ven desde la elemental hasta el colegio sería una cita ideal, de lo contrario, se puede volver la relación más aburrida y tediosa de tu vida ya que no comparten los mismos intereses. No quedes impresionada con alguien por su nivel intelectual, mejor elige a alguien con quien puedas platicar.

El desaliñado: Por fin conseguiste a un chavo que tiene todo el tiempo del mundo para verte, para estar contigo, que es pacífico y amoroso. ¡Muy mal!, más bien tiene tanta inactividad que es desordenado, no cuida su apariencia, deja todo para otro día y al final tú serás la que termine haciendo todo por él.

El marido: Pero de alguien más... No vivas con la idea de que dejará a su esposa algún día para estar a tu lado, si así fuera ya lo hubiera hecho. Acuérdate que los actos dicen más que las palabras y si llevas ya tiempo viéndolo a escondidas, mejor sal a la luz para que alguien más pueda verte y puedas formar una familia.

El mitómano: Ahórrate una vida llena de falsedad y calumnias al lado de un hombre que miente todo el tiempo, tanto, que hasta se llega a creer sus propias historias. No soportarás ver la forma en que engaña a la gente que los rodea para hacerse el interesante hasta el punto de no saber si está diciendo la verdad o sólo es otra de sus mentiras.