Roban vestido de novia de Amy Winehouse

Amy Winehouse

Amy Winehouse

Robaron el vestido que usó en su boda con Blake Fielder-Civil.

Getty Images

El padre de la ya legendaria cantante británica, Mitch Winehouse, ha hecho público el robo de dos de los vestidos más antiguos de la artista, que ha tenido lugar en su casa de Camden, en Londres, donde murió en junio de 2011.

¿Qué opinas del robo del vestido de novia de la fallecida Winehouse? Visita nuestros foros.

Mitch contó además que una de las piezas robadas fue el vestido de novia que lució en su boda con Blake Fielder-Civil en Miami en 2007.

"Es un golpe muy duro. Me parece enfermizo que alguien pueda robar algo que sabe que tiene este tremendo valor sentimental", declaró Mitch al periódico The Sun.

El segundo traje perdido fue un modelo de cóctel con estampado de periódicos que la cantante llevó para una entrevista con Jools Holland en su programa de música de la BBC hace seis años.

Estaba previsto que ambos vestidos fueran expuestos a final de año en Nueva York para recaudar dinero para la organización benéfica de la familia de la cantante, The Amy Winehouse Foundation, que ya ha recaudado hasta hoy más de un $1,293,664 (un millón de euros) y financia otras fundaciones sin ánimo de lucro, como hospicios para niños o servicios de asesoramiento para drogadictos. Según se había calculado, la exposición de ambos vestidos podría haber llegado a recaudar  $210 mil (162 mil euros).

"Vamos a vender la casa de Camden, por lo que contamos, etiquetamos y registramos todas sus posesiones para almacenarlas. Eso nos llevó unos dos días, que es cuando el robo pudo ser cometido, ya que varias personas trabajaron en ello y hubo gente entrando y saliendo. Vamos a revisarlo todo para comprobar si ha desaparecido alguna otra cosa. Estamos asombrados con que no robaran ninguno de sus vestidos de diseño.

Había un par de Dolce & Gabbana que están valorados en una fortuna, mientras que su vestido de novia era una sencilla prenda de algodón que no valdría más de $160 (124 euros) en cualquier tienda. Quien fuera que lo robara sabía que era una pieza significativa y que tenía un valor adicional", explicó.