A Miranda Kerr le encanta trepar árboles

Miranda Kerr

Miranda Kerr

La modelo admitió que ama subirse a los árboles.

Getty Images

La modelo y esposa del actor Orlando Bloom -con quien tiene un hijo- no nunca se imaginó que se convertiría algún día en una de las mujeres protagonistas de una campaña de Victoria's Secret, ya que aseguró que hace no muchos años era muy poco femenina y disfrutaba de poner a prueba su parte más aventurera.

¿Qué opinas del hobbie de la modelo? Visita nuestros foros.

"Pasé mi infancia al aire libre en la granja de mis abuelos. Aprendí a conducir una moto cuando tenía unos seis años, una pequeña PeeWee 50", relató a la edición británica de la revista Esquire en su número de diciembre.

La belleza de Sídney comenzó su carrera como modelo a los 13 años y fue la primera australiana en convertirse en uno de los famosos ángeles de Victoria's Secret, aunque reconoció que sigue disfrutando de su vieja afición.

"Trepaba los árboles, había un enorme sauce llorón. Teníamos una tirolina. Tuve mucha suerte de crecer así. Realmente creo que mi cuerpo echa de menos estar en las montañas, en el océano o en el campo. Todavía me encanta trepar ese árbol. ¡Es muy divertido! Me gusta trepar, me da cierta satisfacción, sientes que vas hacia algún lugar, aunque no me gusta demasiado hacer rápel. No me gusta ir hacia abajo, prefiero ir hacia arriba", aseguró la modelo.

Miranda también señaló que no todo fueron alegrías en sus aventuras, ya que también le acarrearon algún percance.

"¡Es duro! Me quedé atrapada en un árbol cuando tenía unos siete años y mi padre tuvo que venir con una escalera para bajarme. Me encantaba subir hasta arriba, seguro que en otra vida fui un koala", añadió.