¡Tips caseros para blanquear los dientes!

Los enemigos de tu sonrisa

Los enemigos de tu sonrisa

Sonrie sin temor

Thinkstock LLC/Picture Quest

Si alguna vez te ha pasado que estás hablando con una persona que te encanta, pero cuando sonríe toda tu emoción se viene abajo porque tiene los dientes más amarillos que un grano de elote, más vale que pongas mucha atención a esto, pues no vaya a ser ¡que te esté pasando lo mismo!

¿Tú qué haces para blanquear tis dientes? Visita nuestros foros.

Antes que nada, debes saber ¿qué es lo que causa que los dientes se vean amarillos? Si eres una persona exageradamente limpia y tienes los dientes muy amarillos, no te preocupes, el desgaste en el esmalte de los dientes es muy natural al paso de los años, pero es muy importante que hagas algo para blanquearlos de inmediato.

Por otro lado está de más decir que las personas que toman mucho café, que fuman y que toman refresco son mucho más propensas a padecer este problema que afecta especialmente la autoestima, pues ¿a quién le atrae una persona con la dentadura amarilla?

Si padeces de este problema no te alarmes, pues existen muchas recetas caseras que poco a poco te ayudarán a lucir una sonrisa blanca y reluciente casi como la de Luis Miguel -solo que los dientes de "El Sol" son falsos, pues usa carillas-, así que corre por pluma y papel y toma nota de las siguientes recetas:

Fresas: Sabemos que este método es de los más efectivos y consiste en machacar una fresa y cepillar los dientes con los pedazos de esta. Si decides poner en práctica esta receta, lo más aconsejable es que después cepilles perfectamente bien tus dientes con la pasta dental de siempre.

Naranja:  Frota perfectamente bien tu dentadura con la parte interna de una naranja.

Bicarbonato de sodio:  Pon sobre tu pasta dental un poco de bicarbonato de sodio y posteriormente cepilla tus dientes de la forma en que lo haces habitualmente.

Carbón:  Haz un poco de ceniza de carbón y cepíllate bien los dientes con ella, el mismo resultado lo tendrás con un poco de tortilla quemada.

¡Lo que definitivamente no!

Muchas recetas sugieren que limpies tu dentadura con un poco de jugo de limón, pero ni se te ocurra hacerlas, pues el ácido del limón puede afectar tu esmalte y darte resultados contraproducentes.

Recuerda que ninguna de estas recetas se compara a los tratamientos de limpieza y blanqueamiento dental que te ofrecen los dentistas, así que si continúas con el problema, lo mejor es que acudas a visitar a uno.