10 trucos caseros (y milagrosos) para tu piel

Las mejores recetas caseras para la piel

Las mejores recetas caseras para la piel

- Thinkstock LLC/Picture Quest

Nuestra piel una de las cuestiones a la que le debemos dar gran importancia, pues es reflejo de cómo nos sentimos, estamos y sobre todo cuidamos, además de que es una de nuestras mejores cartas de presentación. Algunas mujeres recurren a recetas caseras para mantenerse bellas, si tú eres de esas, entonces los siguientes tips te van a interesar.

1.- Un buen exfoliante: Mezcla una cucharada de miel y una de azúcar. Aplícalos mediante movimientos circulares y deja actuar la preparación por 15 minutos. Úsalo 3 veces por semana y verás el resultado de inmediato.

2.- ¿Desvelada? Un buen remedio son hacer compresas de pepino y limón. Prepara jugo de pepino y mételo al congelador durante al menos una hora y luego agregale un poco de jugo de limón. Una vez realizada la mezcla, coloca algunos trozos sobre el contorno de ojos durante 15 minutos aproximadamente. Enjuaga con agua fría y si lo desea puede colocar aceite de almendras re-hidratar la zona. Esros dos elementos son muy efectivos gracias a sus propiedades refrescantes y astringentes.

3.- No más manos resecas: En un frasco coloca 300 ml de agua mineral y los pétalos de dos rosas. Agítalo bien y déjalo reposar por 2 días. Cuela el líquido, separa los pétalos y agrega 5 cucharadas de glicerina. Revuélvelo bien y aplícalo en tus manos antes de acostarte.

4.- Para una piel de porcelana: Por si no creías que las recetas antiguas no funcionaban, Cleopatra usaba esto y tú lo puedes hacer también. ¿Pensaste que lo de la piel de Cleopatra era un mito? Muchas mujeres siguen su ejemplo y recurren a las bondades de la leche. En un tina vierte agua caliente y agrega cuatro litros de leche. Entra en la bañera y permanece ahí por 20 minutos. Después enjuaga tu cuerpo con agua templada. Proteínas, aminoácidos, vitaminas, minerales y calcio son proporcionados en este baño de lujo.

5.- Mucho sol y nada de exfoliación: ¿Fuiste a la playa, te quemaste de más y ahora no sabes que hacer? Prueba con esto: aplica dos cucharadas de yogurt natural en la parte bronceada, después espera a que se seque por completo. Límpialo con agua y repítelo una vez al día. En 5 días verás que la quemazón disminuye y también el terrible ardor.

6.- ¿Cambios de color? Muchas veces el pigmento de la piel va cambiando con el tiempo a diversos factores del medio ambiente. Una buena receta es mezlcar claras de dos huevos y el jugo de un limón hasta formar una masa cremosa y aplicártelo todas las noches.

7.- Una piel nada uniforme: En cambio si el problema es que el color de tu piel no es uniforme, lo que debes hacer es cortar una papa por la mitad y con la zona recién cortada, darte un masaje por el área a aclarar. Déjalo actuar por unos minutos y enjuágalo con agua tibia. Repítelo todos los días por 2 semanas.

8.- Piel muy seca: Para las chicas que tienen la piel seca, se recomienda mezclar en un recipiente pequeño tres cucharadas de yogurt natural, una yema de huevo y media cucharadita de miel. Aplícar y dejar actuar por 30 minutos y retírarlo con agua tibia. En unos días tu piel comenzará a lucir hidratada.

9.- Para una piel grasa: En cambio si tu piel es grasa, aplasta con una cuchara 7 fresas hasta conseguir una especie de papilla, después añade una clara de huevo batida y mézclalo bien. Aplícalo en el rostro y retíralo con agua tibia.

10.- Adiós a las arruguitas: El tiempo hace estragos en nuestra imagen, pero tú puedes detenerlo con este remedio casero: hazte un masaje todos los días sobre las arruguitas y pligues de la piel con un poco de mantequilla de cacao y aceite de aguacate. Las marcas comenzarán a ser menos notorias.