Moños con glamour

Moños con glamour

Penélope luce un moño con flequillo largo y levantado atrás muy "chick". - EFE

La actriz Reese Witherspoon, candidata al Óscar por "Walk the line", es una auténtica adicta al recogido. El pasado mes de enero, se fotografió con el Globo de Oro a la mejor interpretación femenina con un precioso moño completamente tirante hacia atrás, de altura medio y de toque informal. Este estilo, también llamado ‘moño Grace Kelly’, es característico de los años cincuenta. De ahí que fuera el complemento perfecto para su vintage Chanel, inspirado en dicha década.

El llamado ‘moño clásico’, tirante, bajo y con raya en medio o a un lado también es un peinado recurrente de muchas celebridades. Para su correcta fijación se aplica sérum, de este modo se evitará que el viento o el desgaste de la noche acaben con el codiciado peinado.

Entre otras famosas, la actriz Sarah Jessica Parker presenta en muchas ocasiones este tipo de moños, con raya en medio o a un lado y acompañados, por lo general, por pendientes cortos de brillantes o perlas. Se trata de un recogido que deja totalmente al descubierto el rostro y dota de elegancia y sobriedad cualquier atuendo que lo exija. De ahí que algunos estilista no duden en calificarlo como “minimalista”.

Winona Ryder, antes de cortar su preciosa melena, también era aficionada al moño. Es una mujer práctica a la que le gusta aunar comodidad con elegancia. Si alguna vez ha preferido melenas muy cortas, el moño clásico cumple una función similar, estiloso y nada sofisticado en su caso.

Con flequillo

Otra alternativa es el moño alto, con el pelo ligeramente cardado y flequillo. Es un recogido muy voluminoso, que requiere de una buena cantidad de pelo, muchas horquillas y laca para su fijación. Así, Audrey Hepburn y Brigitte Bardot fueron actrices que utilizaron este peinado con frecuencia. La primera hizo del moño su peinado favorito, ya que estilizaba su rostro, realzaba sus ojos almendrados y potenciaban su rostro frente a su delgadísima silueta.

Entre las estrellas de hoy en día, destaca el estilo de Penélope Cruz, que en ocasiones luce moños altos, cardados y elegantes, como el que lució la pasada edición de los Oscar de Hollywood. La sofisticación de su estilo, a caballo entre la discreción de Hepburn y la robustez de Sofía Loren, hacen del recogido un excelente aliado para reforzar el ‘glamour’ que destila la actriz española.

La conocida actriz de ‘Mujeres desesperadas’, Felicity Huffman, también lució un vistoso moño en los premios del Sindicato de Actores. Alto, con un flequillo largo a un lado y toque natural resaltaban su vestido malva, de escote ‘palabra de honor’. Un peinado clásico para un atuendo equivalente.

Atrevidas

Las posibilidades del recogido son infinitas. Algunas más atrevidas juegan con formas y flequillos largos y lisos, como el caso de Charlize Theron, que no duda en combinar un moderno vestido plateado con un moño muy natural, que deja caer hacia la mitad del rostro un largo y brillante flequillo rubio.

Gwyneth Paltrow es otra afamada actriz muy aficionada al recogido en todas sus variantes. No en vano, recogió el Óscar a mejor actriz por ‘Shakespeare in love’ con un clásico moño tirante, peinado que luce en numerosas ocasiones. También suele utilizar el moño peinado hacia un lado y recogido en la nuca. Su larga y abundante melena rubia facilita la combinación de estilos para el pelo de esta actriz, siempre atenta a las nuevas tendencias.