Secretos para ser atractiva y hechizante

Esperaba ver una mujer guapa y llamativa, sin embargo vi el reflejo de una mujer que no era bonita pero exhibía una hermosa sonrisa y proyectaba una seguridad majestuosa. ¿Qué tenía esa mujer que aun sin ser bella había robado la mirada de aquellos hombres?

Ella poseía una autoestima saludable y se sentía confiada en sí misma. Esa seguridad que proyectaba es lo que la hacía verse atractiva. Una mujer que se siente bien consigo misma inevitablemente va a irradiar belleza.

El problema de belleza número uno de la mujer es la falta de seguridad en sí misma. No hay crema o maquillaje que pueda hacerte ver atractiva si te sientes insegura. Tiendes a enfocarte en la belleza física, cuando la verdadera belleza empieza con tu actitud y tu forma de proyectarte.

Por eso, el famoso diseñador Karl Lagerfeld dice que al seleccionar las modelos para desfilar sus diseños, él no se fija en la belleza física, sino que toma en cuenta la actitud y seguridad que proyecta la modelo al caminar. “La actitud de la modelo puede embellecer un diseño o lo puede estropear”, asegura Lagerfeld.

Sigue estos pasos y no solo lucirás más hermosa sino que proyectarás una seguridad irresistible.

Camina derecha y con los hombros hacia atrás: Una espina dorsal derecha significa fuerza, por eso los militares saludan muy derechitos, mientras que una espalda encorvada denota debilidad y cobardía.

Inclínate hacia el frente: Cuando conozcas a alguien, empínate hacia la persona. Esto demuestra que tu energía va hacia adelante y envía un mensaje de disposición. Quizás pienses que es un poco agresivo, pero es mejor ser afirmativa que defensiva o tímida.

Haz contacto visual: No tengas miedo de mirar a otra persona fijamente a los ojos. Al hacerlo, envías el mensaje de que no tienes miedo, eres leal y en ti se puede confiar.

Un saludo de mano firme: Esto no significa que vas a exprimir a la otra persona, pero asegúrate de presionar la mano con cierta firmeza. Hay mujeres introvertidas que cometen el error de extender su mano con la misma firmeza de un “fetuccini hervido”. Dar la mano con solidez deja saber que eres valiente y amistosa, si lo haces mirando a los ojos, puedes causar una impresión maravillosa.

Sonríe: Este es el paso más importante para demostrar que confías en ti misma. Las personas seguras sonríen más que las inseguras. Hay experimentos que confirman que los individuos sonrientes son más saludables, viven más tiempo y atraen más personas. Una sonrisa invita a otros a acercase.

Pon en práctica estos pasos, los resultados son mucho más efectivos que cualquier dieta o cirugía. Empleamos tiempo y energía embelleciéndonos físicamente y nos olvidamos que el verdadero secreto de belleza de una mujer se encuentra en su belleza emocional y espiritual. Esta siempre sobrepasará cualquier atributo físico.

Visita el sitio de María Marín.