Los famosos masajes con chocolate

Los famosos masajes con chocolate

El baño de chocolate hidrata y nutre la piel, además de aliviar el estrés - EFE

El sueño de todas las mujeres: comer chocolate sin engordar. El cacao es lo último en el mundo de la belleza: hidrata, combate la celulitis y mejora el humor gracias a la producción de endorfinas -hormonas que provocan en bienestar y la felicidad-.

¿Cómo se producen las endorfinas? Es una tarea simple, pero depende de cada persona: se generan endorfinas cada vez que se está alegre, cuando se realizan actividades que dan placer, al lograr encontrar satisfacción en las pequeñas actitudes cotidianas, en el afecto, en el encuentro con amigos, etc.

El cacao levanta tantas pasiones que está causando furor en balnearios y centros de estética, donde la chocolaterapia, masajes con cacao, cada día tiene más adeptos. Está de moda alimentar los músculos con sabrosos masajes de chocolate.

Estos tratamientos consisten en envolver el cuerpo con una ligera capa de chocolate caliente y dejarlo que actúe sobre la piel veinte minutos. Luego un masaje con manteca de cacao si se pretende hidratar la piel, y con aceite de la flor del cacao si se prefiere reafirmarla o acabar con las estrías.

"Es la mejor manera de sentirse mejor y librarse de todas las toxinas del cuerpo", asegura Bárbara Gauthier, experta en estética y nutrición, directora del centro Total Image Spa de Los Angeles, uno de los más conocidos en esta terapia.

Esta fantasía de chocolate, como se llama el tratamiento, incluye otras variedades como la exfoliación con olor a chocolate, el masaje de crema batida de chocolate o la inmersión total en una envoltura, también de chocolate. "Como asegura la clientela, es una experiencia de lo más estimulante y además no engorda", afirma Gauthier.

Gracias a sus grandes propiedades emolientes, algunas firmas de cosméticos han contado con las bondades del chocolate para trabajar fórmulas que hidratan, nutren y desintoxican la piel, eliminan la celulitis, mejoran la circulación, evitan el envejecimiento de la epidermis y eliminan la grasa.

La firma “Biotherm” ha demostrado que el concentrado activo de cacao, asociado a una selección de activos natural, aplicado de forma tópica favorece el proceso adelgazante, ya que de una manera directa reactiva el proceso de la lipólisis e inhibe la enzima clave en el proceso de la formación de grasas, y por otra estimula la liberación de betaendorfinas, favoreciendo el efecto liberador de las mismas.

Los polifenoles del chocolate son potentísimo activos antioxidantes que luchan contra el envejecimiento prematuro.

Delicioso chocolate

En contra de los que muchas mujeres piensas, degustar chocolate, al final de la comida, al menos 25 gramos diarios aumenta la eliminación de grasas y frenas futuras acumulaciones.

El chocolate negro amargo es mucho más beneficioso para la salud que el que lleva leche, porque al añadirle el producto lácteo se pierde su poder antioxidante, según un trabajo de un grupo de expertos italianos realizado en la Universidad de Glasgow (Escocia) y que ha sido publicado por la revista científica británica Nature.

El chocolate, preferiblemente el que contiene el 70 por ciento de cacao, previene enfermedades cardiovasculares debido a su extraordinaria capacidad para mejora la elasticidad de venas y capilares, y mejoran la circulación sanguínea.

Pero el chocolate pierde esta propiedad cuando se le añade leche, ya que ésta inhibe el poder antioxidante de los flavonoides y dificulta su paso a la corriente sanguínea.

"Esto puede deberse a la formación de un vínculo secundario entre los flavonoides del chocolate y las proteínas de la leche, ya que éstas reducirían la accesibilidad biológica de los flavonoides y, por lo tanto, las propiedades antioxidantes del chocolate", explicó el director de este trabajo, Mauro Serafini.

En concreto el chocolate amargo mejoraba los niveles de antioxidantes en la sangre en un 20 por ciento, ya que la absorción de los flavonoides era mejor. Algo que no ocurre si se toma chocolate con leche o chocolate amargo con leche líquida.

Otro estudio realizado por la Universidad de Harvard sobre 800 alumnos de diferentes nacionalidades ha demostrado que los amantes del chocolate negro tienen una esperanza de vida mayor.