Bronceado sin sol

Bronceado sin sol

Con los autobronceantes nadie se “pela” como con el sol. - EFE

Los médicos no se cansan de advertir de que las exposiciones prolongadas ante el astro rey sin factor de protección solar perjudica seriamente la salud y provoca el envejecimiento prematuro.

Aunque también declaran que los rayos del sol benefician el organismo porque aporta vitamina D, mejora la circulación sanguínea y proporciona gran vitalidad. Eso sí, con precaución y aprovechando la primera hora de la mañana o la última de la tarde.

Está claro que no compensa lucir una piel bronceada arriesgando la salud y la belleza. Por eso, la mejor alternativa para lucir un moreno seguro son los bronceadores artificiales.

La nueva generación de autobronceadores están lejos de aquellos productos que tintaban y pigmentaban la piel con un color amarillento y anaranjado que se perdía en la primera ducha.

Ahora el mercado ofrece fórmulas que además de dorar, nutrir y mimar la piel, no dejan huella en la ropa y su olor es muy agradable.

Shiseido con su formula en gel “Brillant Bronze Quick Self-Tanning Gel”, que se extiende suavemente y se absorbe de manera instantánea, ha revolucionado el bronceado exprés aportando luminosidad y frescor a la piel.

“Instant Self Tan Bronzer SPF4”, de Lancaster, proporciona un color radiante inmediatamente. No mancha, se absorbe fácilmente y se prolonga hasta ocho días.

“Autobronceador Lactovit” esta elaborado con proteínas de la leche, minerales y calcio. Además incluye en su fórmula aceites emolientes suaves que mejoran notablemente la suavidad de la piel y extracto de nuez que estimula la queratina y proporciona un tono bronceado.

“Gelée Auto-Bronzante Hydratante Spécial Visage”, de Clarins, asocia en su composición el DHA -dihidroxiacetona- con el extracto de la planta Larrea Divaricata que incrementa la calidad de las células coloreadas, además de incluir en su fórmula vitamina A y B, cinc y calcio.

Los autobronceadores contienen en su fórmula la molécula dihidroxitona, más conocida por las siglas DHA, que en contacto con las proteínas de la piel proporciona el color. Este dura mientras estás moléculas permanecen sobre la piel.

El color formado por la reacción del DHA tiene la característica de absorber gran parte de la luz ultravioleta A, lo que protege a la piel del envejecimiento prematuro, aunque no de las quemaduras solares.

Por eso, es importante recordar que el color obtenido con el autobronceador es ficticio, y por tanto no protege de la radiación solar. Por eso, en caso de exposición al sol, es preciso utilizar un fotoprotector adecuado.

Aunque algunos de los autobronceadores de última generación contienen índices de protección, es preciso aplicar factor de protección trascurridas dos o tres horas.

Cómo aplicarlo

Escoger el tono más adecuado al tipo de piel.

Limpiar y exfoliar la piel para eliminar la células muertas y rugosidades de la piel. Así el bronceado será más intenso.

La piel debe estar muy seca.

Si se va aplicar por todo el cuerpo, es necesario poner un poquito de vaselina en la zona de las rodillas, tobillos y falanges y nudillos de los pies y manos, pues estas zonas suelen pigmentarse más.

Extender el productor rápida y uniformemente hasta que absorba.

Si se desea aplicarlo sobre el rostro, se debe distribuir con sumo cuidado con la yema de los dedos, haciendo hincapié en las aletas de la nariz y la zona de la barbilla. No se debe olvidar las orejas, incluso detrás, y el cuello. Evitar la zona de las cejas, las pestañas y raíz capilar.

Lavar las manos inmediatamente después del uso con abundante agua y jabón.

Esperar al menos veinte minutos antes de vestirse.

Evitar la ducha y baño al menos seis horas.

El efecto del autobronceador no es inmediato, la piel adquiere el tono bronceados una o dos horas después de ser aplicado.

Para mantener el color, se debe volver a aplicar autobronceador al menos una vez a la semana.

Es importante hidratar muy bien la piel, tras la ducha cotidiana, el bronceado permanecerá más tiempo y lucirá más intenso.

Para aquellas que no dispongan de tiempo o les de pereza aplicárselo, el centro de belleza y bienestar “Vhega” propone un dorado favorecedor en solo unos minutos aplicando autobronceador con oxígeno puro con una pistola pulverizadora.