Enlaces Relacionados

  • Tratamientos belleza hospital
  • La belleza podría matarlas
  • La belleza podría matarlas
  • La belleza podría matarlas
  • La belleza podría matarlas
  • La belleza podría matarlas
  • La belleza podría matarlas
  • La belleza podría matarlas
  • La belleza podría matarlas
  • La belleza podría matarlas
  • La belleza podría matarlas
  • Próximo álbum

La belleza podría matarlas

Ellas y otras mujeres han puesto en riesgo su salud a causa de su obsesión por ser bellas, voluptuosas o extremadamente delgadas.
Por querer eliminar grasa del abdomen, Tara Reid se sometió a una liposucción en el 2006, hasta la fecha le ha traído terribles consecuencias comenzando con la terrible apariencia de estomago.
Britney Spears tiene una bolita que le sube y le baja llamada panza, la que de pronto desaparece de su lugar habitual por la cantidad de 10 laxantes que toma para eliminarla.
La obsesión de Mary Kate Olsen por querer lucir una figura delgada la llevó a los extremos de no probar ni un sólo bocado, lo que hizo que la actriz fuera internada en un centro de rehabilitación para tratar su anorexia.
A pesar de tener una enorme delantera, Lindsay Lohan se ha deshecho de otras curvas de su cuerpo de una forma que hasta los médicos se quedaron sorprendidos. Se rumora que la ex estrella de Disney se pasa las pastillas para adelgazar con vodka, además de no comer mucho para no sumarle más calorías al cuerpo de lo que ya le dio el alcohol.
Ojalá Angelina fuera tan consciente en sus métodos para bajar de peso como en los de prevención contra el cáncer, porque ya llegó a un cuarto de hospital a causa de una sobredosis de pastillas para perder libras.
No una, ni dos sino seis veces han sido las que Lady Gaga ha sido hospitalizada por padecer anorexia.
"Día de suerte" fue aquel en el que la intérprete salió del hospital con vida después de que le inyectaran una sustancia en la retaguardia para aumentar su tamaño.
La energética presencia de Yuri en los escenarios provocó que explotara uno de los silicones que le daban forma a una "nena", lo que la llevó a ser internada de prisa a un hospital.
La desaparecida Amy Winehouse quería tener una delantera de grandes copas para subir un poco el autoestima que traía por los suelos, pero para su mala suerte, la cirugía no le cayó nada bien ya que le daban muchísimos dolores en el pecho y en los brazos, lo que la mandó de urgencia al quirófano.
Aunque hoy en día Anahí luce una figura increíble, antes no era ningún ejemplo a seguir, cuando por la fama y la presión de ser la "niña perfecta" cayó en manos de la anorexia. Su rebeldía por perder libras era tanta que sufrió de un paro cardiaco por ocho segundos, lo que la llevó a tocar fondo y valorar su vida.
Próximos álbumes

¡Ponte buenísima con el CrossFit!

Ejercicios que los famosos ponen de moda

10 consejos caseros para exfoliar la piel

Saludable desde la oficina

Disfruta más imágenes
a tu izquierda